sábado, 1 de diciembre de 2012

Enemigos del amor

- Desamores: Muchas veces nos enamoramos de una persona que no nos corresponde. También sabemos de muchos casos en los que uno de los dos engaña al otro con otra persona. También puede ser que simplemente se haya aprovechado de nuestra inocencia. Este tipo de cosas hacen mucho daño y dejan unas secuelas que tardan en borrarse. Por eso el consejo del siguiente punto.
 
- Mejor solo que mal acompañado: Tener novio o novia no es imprescindible, ni es la panacea de la felicidad. En muchos casos es mejor tener paciencia y esperar a que aparezca una persona verdaderamente valioso a ir volando de flor en flor.
 
- Egoísmo: Cuando pensamos continuamente en los fallos de la otra persona, en lo que no hace bien y en lo que no nos satisface estamos pensando en nosotros mismos. Y estamos convirtiendo a la otra persona en un instrumento a nuestro servicio. Esto suele ser el principio del final del amor.
 
- Puede ser que la persona que amamos le aparezca una enfermedad, un accidente, pierda un trabajo, aparezcan defectos con los que antes no contabamos. Este es el momento clave de nuestro amor. Aquí es donde empieza el amor de verdad. Cuando se apaga el fuego inicial del enamoramiento nace el amor verdadero. No es tan fogoso como el primero pero es mucho más puro y desinteresado.
 
- Regalos: Muchas veces para demostrarle a la otra persona que le queremos caemos en hacerle muchos regalos. Esto pasa también con los padres a los hijos. Muchas veces conseguimos el efecto contrario que es convertirlos en unos caprichosos que terminan por no valorar el esfuerzo que cuestan las cosas y siguen queriendo más.
 
- Amor como relaciones sexuales: Consiste en reducir el amor a una mera relación sexual. Si en una relación buscamos el placer en primer lugar esta relación está condenada al fracaso porque antes o después una de las dos personas encontrará otra que le satisfaga mejor y esta relación se acabará. También nos incapacitará para encontrar un amor verdadero en el futuro ya que podemos crearnos una necesidad de tener relaciones sexuales y el amor sea un poco secundario.


No hay comentarios:

Publicar un comentario