jueves, 29 de noviembre de 2012

Drácula y Crepúsculo: Amores de vampiros


crepusculoDrácula y Crepúsculo: Amores de vampiros
Drácula
La vieja leyenda rumana, cuenta que había un príncipe cristiano que se enfrentaba contra los turcos otomanos en sucesivas y sangrientas guerras del siglo XV; era particularmente cruel y solía ejecutar a sus enemigos sin contemplaciones y con horrorosos tormentos como por ejemplo empalándolos y haciéndose rodear de los cuerpos de sus enemigos para hacerse fama de sanguinario inclemente. Tras su muerte, el hallazgo de su tumba vacía, se unió al folclore en la forma de un muerto viviente que debe beber la sangre de los vivos: el muerto viviente o vampiro.

La literatura ha transformado el mito de Vlad Tepes, en Drácula, un vampiro que bebe sangre humana para poder vivir eternamente. Su historia fue mezclada con visos de ficción por un escritor irlandés, Bram Stoker. El conde Drácula es un noble rumano que habita un viejo castillo y decide contratar los servicios de Jonathan Harker, un abogado inglés, quien es recibido como huésped. Con el paso de los días, Harker nota que el conde es una ser extraño que deambula en las noches y no se ve en los espejos. Una noche, al caer en manos de tres vampiresas, Harker se entera de la naturaleza monstruosa del conde. En calidad de rehén, permanece en el castillo hasta que consigue huir.

Mientras Drácula viaja a Londres, y allí encuentra a Mina, su amada eterna que resulta ser la prometida de Jonathan. Este tormentoso amor que profesa el conde Drácula por su amada eterna Mina, va incluso más allá de la muerte y los siglos.

El amor imposible en que el vampiro, el monstruo, entre la vida y la muerte, siente por Mina, es lo que mueve a Drácula a ir en busca de su amor. En el momento justo en que los amantes van a consumar su amor hundiendo él sus colmillos en el cuello de su amada Mina, un impulso más allá de su condición animal e inhumana, le frena, pues no puede condenarle por la eternidad a convertirse en un ser como él. Drácula, por encima de una gran historia gótica, es una historia de amor que se remonta a los albores de la humanidad, recordándonos metafóricamente el mito de Orfeo en busca de Euridice que baja al inframundo. Sin embargo, aquí Drácula es la criatura condenada a moverse eternamente en el reino de las sombras bebiendo sangre humana, y Mina, es quien al final rescatará su alma redimiendo una existencia llena de maldad y crueldad, con el amor que siente por su amado.
Drácula: director, Francis Ford Coppola (1992)




Crepúsculo

La historia de amor que la novela de Stephanie Meyer nos cuenta, es la de una muchacha de diecisiete años llamada Bella Swan quien llega a vivir a un pequeño pueblo llamado Forks junto a su padre. En el instituto donde prosigue sus estudios, conoce a un grupo de extraños jóvenes aislados del resto; Jasper, Rosalie, Alice, Emmet y Edward Cullen. Son de una belleza extraordinaria y su mutismo y actitud distante la hace sospechar que algo traman. En la clase de biología Edward es su compañero, pero se muestra completamente distante hacia Bella. Justo cuando ocurre un accidente, en el que un automóvil casi embiste a Bella que está junto a Edward, este, inexplicablemente la salva de morir aplastada por el coche. A partir de ese instante ella se muestra aun más atraída hacia el extraño joven.

Durante una salida a las afueras del pueblo, Bella conversa con Jacob, un muchacho de origen indio que le cuenta la leyenda de los Cullen, de los que el pueblo rumorea son vampiros y solamente se alimentan de animales. Pese a la impresión que le causa el relato, su atracción por Edward no disminuye en lo más mínimo, por el contrario, parece encenderse con mayor fuerza. Luego de que Edward le confiesa a Bella su verdadera naturaleza, el amor entre los dos jóvenes nace irremediablemente. Al final, cuando Edward ha salvado a Bella de las garras de un vampiro malvado que desprecia a los humanos mortales, ella le pide a Edward que la haga igual a él, pero le contesta que ella aun es demasiado joven para llegar "al crepúsculo de la existencia".

Esta novela al igual que Drácula ―de la que se desprende el argumento de esta historia de amor entre una humana mortal y un vampiro condenado a la inmortalidad― es un relato del amor de dos adolescentes de distintas naturalezas, y como al final, a pesar de la oposición radical de los otros (los humanos, como el padre de Bella y su postura ante su relación con Edward; como éste, y el rechazo hacia ella por parte de los vampiros), es una metáfora de cómo la fuerza del amor lo puede todo, enfrentándose incluso al riesgo de la propia vida.

La novela que ha significado un éxito de ventas y reediciones constantes, ha renovado el interés por la literatura gótica para adolescentes, siendo una fábula fantástica que por sus valores nos muestra una vez más el gran poder del sentimiento del amor para librar a los humanos de sus defectos y hacerlos creer en que, por imposible que parezca, existe la posibilidad de cultivar un amor a prueba del tiempo, los prejuicios, el temor y la misma muerte.

Crepúsculo videos:



No hay comentarios:

Publicar un comentario